rev_slider alias=“espacio_blog”

Dar Al Chai, una tetería con encanto en el barrio judío de Toledo

Cerca de la Sinagoga de Santa Maria la Blanca, en dirección a San Juan de los Reyes, encontramos en una pequeña plaza un lugar ambientado al más puro estilo marroquí capaz de deleitarnos con su oferta de sabores. Tés orientales, pastelitos marroquíes, crepes variadas y batidos son algunos de los tentempiés que podemos disfrutar en la teteria de Dar Al-Chai.

Cuenta con un espacio elevado a doble escala con cojines donde poder tumbarte, una hilera de mesitas pequeñas con taburetes de madera marroquíes bajo una arcada y mesas altas, redondeadas, con una decoración incrustada en forma de mosaico.

Entre la oferta podemos encontrar una gran variedad de alimentos, desde empanadas saladas hasta postres dulces que acompañan a los tés y batidos. Los nombres de estos últimos nos recuerdan a recónditos pero únicos lugares de oriente, o si no, cuanto menos, evocan ese pasado que todos compartimos. El Amanecer de Al-Andalus, el Suspiro del moro, el Atardecer en Granada, el Soplo del desierto, Tuareg o Al Sirat son algunos de ellos.

Dar Al-Chai cuenta con un servicio excelente. He ido más de una decena de veces a lo largo de los años en mis escapadas familiares a Toledo y ninguna vez han tardado en servir la comanda. 

En conjunto, verte sentado allí, a elección personal en una mesa con sillas, unos taburetes árabes o sobre los cojines, te traslada a una atmósfera de tranquilidad perfecta para compartir con amigos y familia.

Sin duda no puedo dejar de recomendaros este sitio, y entre la oferta, mis favoritos: Al Sirat y Chai Hindú (tes) y Tuareg y Soplo del Desierto (batidos). Como crepes, destaco especialmente la de miel y naranja por ser especialmente ligera para el estómago, aunque todas ellas están deliciosas. Si vuestras preferencias son saladas, la empanada de atún o el panecillo con queso y frutos secos son dos de las mejores opciones.

Cristina Fernandez
No hay comentarios.

Escribe un comentario