rev_slider alias=“espacio_blog”

Old Operating Theatre, una antigua sala de operaciones convertida en museo

Londres es una ciudad polifacética y quien ha estado allí, sabrá a qué me refiero. Es un lugar donde uno tiene a su alcance tanta variedad de planes como gustos tiene la gente. Cada día hay eventos nuevos, la agenda es infinita y cada plan parece ideado única y exclusivamente para ti.

Para los más curiosos, el Old Operating Theatre es ese lugar donde uno puede retroceder en el tiempo a la época de la reina Victoria.

Este antiguo hospital del siglo XIX alberga hoy una increíble y detallada colección de instrumental médico y remedios naturales que usaban por aquel entonces para curar  las dolencias. Es un lugar especializado en la difusión de la medicina de aquella época y, alejado del morbo que algunos puedan pensar, ofrece explicaciones con detalle que os harán abrir de par en par los ojos y la boca.

 

 

Además de la sala de exposición principal donde están los materiales, se puede ver la antigua sala de operaciones. Un quirófano del siglo XVIII, con camilla incluida, donde practicaban las amputaciones y extracciones quirúrgicas que fuesen necesarias.

Esta habitación  es sencillamente asombrosa y cuenta con todo lujo de detalles: desde la bata que usaría el propio médico antes de empezar la operación, la camilla de madera original donde estaría el paciente y libretas donde se registraba día a día la evolución de la persona.

 

 

El museo ofrece sesiones teatrales en esta misma sala, para meternos aún más de lleno en el papel del paciente, por lo que si estáis interesados, en este enlace podéis pedir más información:  OLD OPERATING THEATRE (es necesario hacer reserva)

 

 

Otro punto a favor del Old Operating Theatre son las conferencias que organiza sobre temas específicos de la medicina. Su finalidad es que la gente conozca los cambios médicos que ha habido a lo largo de los años y la verdad, no hace falta decirlo: en divulgación, están al día.

El Old Operating Theatre quizás no es una visita para todo el mundo, depende del interés de cada quien, pero sin duda para mí fue un lugar que me sorprendió muy gratamente y que ahora no puedo dejar de recomendar, especialmente a esas mentes inquietas que buscan aprender cosas diferentes.

 

 

Cristina Fernandez
No hay comentarios.

Escribe un comentario